domingo, 13 de noviembre de 2011

LA DIMENSIÓN ESTÉTICA DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

UN DÍA EN EL JARDÍN DE NIÑOS

            Había una vez una hermosa y bella niña llamada Juanita, que por primera vez asistía al Jardín.

Fue muy impresionante para ella ver la entrada de su nueva escuela llena de flores que desprendían sus aromáticas fragancias que le hicieron suspirar.

Su nueva maestra, Lupita, la recibió con un fuerte abrazo y beso, invitándola a conocer su salón; la emoción que sintió fue tal que rápidamente recorrieron el salón de cantos, la cancha de futball, el arenero, el área de juegos,  sin poder decidir cuál sería su lugar preferido.
Al terminar aquél fantástico recorrido  decidió  utilizar unos interesantes y misteriosos “muñecos guiñol” guardados cuidadosamente dentro de un mueble de su nuevo salón; se sintió plena al descubrir sus propios movimientos corporales como una representación plástica de su vida diaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada